El que mucho se ausenta, pronto deja de hacer falta.

El que mucho se ausenta, pronto deja de hacer falta.

Hay una verdad innegable… Quien mucho se ausenta pronto deja de hacer falta
En la vida hay que estar presente, presente en presencia, mente y corazón, y ello es lo que esperamos de aquellas personas que consideramos significativas en nuestra vida.
Sin embargo hay momentos a lo largo de nuestras vidas que empezamos a percibir ciertos vacíos, vemos cómo se va rompiendo costumbres y aparecen los silencios, las miradas esquivas y las dudas. Y es que no hay no hay ausencia más dura que de aquella persona que está a nuestro lado y nos abraza con indiferencia, con una falta de atención o ironía.
Y tu sabes a lo que me refiero porque sabes que lo has vivido o que lo estás viviendo.
Quien se ausenta es que no desea estar presente y en ocasiones se crean complejas situaciones que se alargan en el tiempo atraves de la mentiras o de las medias verdades, tener la cabeza en otro sitio es dejar de prestar atención a lo esta a nuestro alrededor, ofrecer vacíos a las personas que forman parte de nuestro presente es una forma de hacer daño y también de engañarnos a nosotros mismos. No es lo adecuado para ninguna de las dos partes, créeme…
También hay quien no lo percibe que no se da cuenta que el suyo no es un vínculo satisfactorio, sano y emocionalmente seguro, hay personas que sencillamente no saben amar, no saben estar presentes porque solo entienden un vínculo y ese vínculo es el de ellos mismos.
Por eso…. Te invito a reflexionar sobre ello.

 

Diego Matus – Life Coach

¿Qué prefieres, seguir con tu vida y parecer “normal”, o que te llamen “loco”, pero vivir una vida extraordinaria?
Estas solo a un paso de empezar a construir tu mejor versión.
Solo en 7 días lograras descubrir tu potencial infinito dentro de ti

Comparte...
  • 746
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    746
    Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *