Equilibrio entre vida personal y vida laboral

Equilibrio entre vida personal y vida laboral

balance-equilibrioEn un momento como el actual en el que enfrentarse al cambio que se sucede, adaptarse a una realidad no sólo radicalmente opuesta a la conocida, sino además totalmente variable, volátil e incierta, supone cambios y ajustes en todas las esferas de la vida.

El emprendimiento, el autoempleo, la innovación, las ideas de negocios, la observación activa de las nuevas oportunidades, los negocios novedosos y los nuevos negocios, se convierten en la mayoría de las ocasiones en una forma de adaptación.

Y esto es bueno si se tiene en cuenta que la toma de contacto con la realidad es una variable imprescindible en cualquier oportunidad de negocios.

Sea cual sea el método que usted imponga en su hogar-oficina si ha optado por ser emprendedor@, y sea cual sea su procedimiento a seguir, la conciliación de la vida personal y la vida laboral en el emprendimiento, no es tal, ya que no se trata de separar ambas esferas, sino que refundirlas en una sola, proactiva, positiva y creadora.

Cuando se emprende, se inicia un camino de adaptación, aprendizaje, formación, trabajo, constancia, perseverancia, superación… crecimiento, que son lo que van complementando ambas facetas de la vida, la profesional y la personal, lo que van conformando al emprendedor, al que es capaz de crear un nuevo negocio, identificar una oportunidad.

El compromiso con la calidad, la constancia y perseverancia con satisfacción y bienestar por el trabajo bien hecho y agradecimiento de las oportunidades que aparecen en el camino, son la clave de la identificación de las nuevas oportunidades, la formación y aprendizaje personal y familiar, el crecimiento, que sin duda aporta cualquier nuevo negocio.

 

Cuando innovar, crear, crecer y liberarse se transforma en el objetivo principal de nuestro plan de empresa, el paso hacia el negocio rentable, está más cerca… la estrategia aplicada es correcta, las proyecciones acertadas, el análisis de la competencia real y el valor agregado, latente. Y todo ello redundará en una esfera personal más equilibrada y armónica.

Comparte...
  • 40
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    40
    Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *