Por qué viajo en moto?

Por qué viajo en moto?

Muchas veces me preguntan por qué viajo en moto, y es ahí cuando se me vienen a la cabeza todas estas respuestas…
Viajo en moto porque no me gusta ver pasar el paisaje a través de un vidrio, sino ser parte de él, sentirlo, vivirlo.
Viajo en moto porque me inspira, porque tengo mucho tiempo para pensar,y porque siento que cada kilómetro que recorro crezco interiormente.
Viajo en moto porque no hay espacio para lo accesorio, solo me permite llevar lo básico, y aprendí que para mí, es más que suficiente.
Viajo en moto porque cuando llueve me mojo, cuando hace calor traspiro y cuando hace frío me congelo hasta los huesos. Y no es que sea masoquista, pero me enseña a valorar y disfrutar de cada momento.
Viajo en moto porque cuando te cruzas con un verdadero motero, sin conocerlo ya es tu amigo, y más que un amigo es un hermano. Y eso es algo inexplicable.
Viajo en moto porque me gusta sentir la fuerza del viento, el olor de la humedad que se desprende de la tierra cuando comienza a llover, y la adrenalina que me genera penetrar la densa niebla de la ruta.
Viajo en moto porque cada tanto tengo la suerte de acompañar a un ave en su vuelo, y es en ese pequeño instante cuando inevitablemente ­ se me dibuja una sonrisa.


Viajo en moto porque me permite detenerme donde y cuando quiero, a tomar una fotografía que congele ese momento mágico e irrepetible que estoy viviendo.
Viajo en moto porque no hay nada que me guste más que un camino lleno de curvas, que me lleven de un lado al otro, como en una melodía. No las sufro, no las combato, solo las acompaño y paso a formar parte de ellas.
Viajo en moto porque me gusta descubrir y conocer lo que hay detrás de ese camino, de esa montaña, de esa ciudad.
Viajo en moto porque hace muchos años me subí a una, y no me pude volver a bajar.
Viajo en moto porque me gusta, me divierte, me hace sentir libre, y porque pienso que los únicos limites que existen son los estúpidamente impuestos por los seres humanos.
Viajo en moto porque confío en ella, y para eso, primero tuve que aprender a confiar en mí.
Viajo en moto porque me gusta ver salir el sol, y saber que tengo todo un día por delante para llegara donde quiera llegar. Si no llego, solo tengo que buscar un lugar a donde acampar y disfrutar de un nuevo atardecer. Algo que por suerte, siempre va a ser gratis.
Viajo en moto porque cuando estoy con ella somos uno, y si algo le pasa, me pasa a mí también.
Viajo en moto porque me hace vulnerable y cualquier error que cometa puede no tener vuelta atrás. Sé que en algún momento me voy a caer, y cuando eso sucede me levanto, doy gracias y vuelvo a nacer.

 

Diego Matus – Life Coach

¿Qué prefieres, seguir con tu vida y parecer “normal”, o que te llamen “loco”, pero vivir una vida extraordinaria?
Estas solo a un paso de empezar a construir tu mejor versión.
Solo en 7 días lograras descubrir tu potencial infinito dentro de ti

Comparte...
  • 96
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    96
    Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *